Crecen un 500% las tramas organizadas de fraude al seguro

Crecen un 500% las tramas organizadas de fraude al seguro

Un empresario español pretendía sacarle al seguro una indemnización millonaria simulando el incendio fortuito de una de sus naves industriales. El hombre se hizo con una lata de gasolina, roció el suelo y encendió el mechero. Cuando quiso darse cuenta de que había vertido el combustible desde fuera de la nave hacia dentro fue demasiado tarde. Murió calcinado y atrapado en su propio engaño.

Este caso real es sólo un ejemplo de lo que se encuentran a menudo las compañías de seguros, acostumbradas a lidiar con intentos de engaño por parte de sus clientes pero sorprendidas por el asombroso aumento del fraude en los últimos años. Y no sólo del que cometen particulares: el engaño se ha profesionalizado y el número de tramas organizadas dedicadas a estafar al seguro ha crecido un 500% en el último año, pasando de siete casos a 45.

Hay tres tipologías de fraude a las compañías de seguro. El ocasional u oportunista es aquel que aprovecha un siniestro para introducir daños preexistentes. Es la práctica más común en España y supone el 57% del total. También es de menor intensidad ya que en la mayoría de estos casos se reclaman importes inferiores a los 600 euros.

El fraude premeditado, como el del empresario que murió abrasado, representa el 42% de los casos y, de media, quien lo perpetra espera obtener una beneficio de 4.500 euros. Por último está el profesional, que aunque se da en sólo un 1% del total de los casos, es el que más preocupa a las aseguradoras porque es más difícil de detectar y es el que está experimentando un mayor repunte.

Escrito por Ubica Seguros

UBICASEG CORREDURIA DE SEGUROS SA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies