Santander y BBVA contratan un ciberseguro mundial para protegerse de ataques de ‘hackers’

La entidad presidida por Ana Botín ha tomado una decisión novedosa en la banca española para poder cubrir a sus clientes del riesgo de robos de datos personales y de sus cuentas

En 2015, un grupo de delincuentes digitales estafó cerca de 1.000 millones de dólares a unos 100 bancos presentes en 30 países tan dispares como Rusia, China, Holanda, Suiza, Estados Unidos y Japón. Los afectados trataron de guardar silencio sobre este sofisticado ataque en el que se tuvo que implicar el FBI y la Interpol. A raíz de aquello, las entidades financieras mundiales han comenzado a tomar medidas para protegerse contra estos nuevos ladrones invisibles, que ponen en jaque miles de transacciones diarias. En España, el primero en hacerlo ha sido Banco Santander, que ha contratado un seguro con cobertura global para cubrirse del riesgo de la ciberseguridad.

Fuentes oficiales de la institución presidida por Ana Botín reconocen que el pasado año se firmó una póliza con alcance mundial por el aumento de los incidentes relacionados con los ataques informáticos que está sufriendo el sector financiero en general y el Banco Santander en particular. “Dada la importancia y potencial impacto de este riesgo, el banco sigue impulsando medidas preventivas de cara a estar preparados ante incidentes de esta naturaleza”, explica en un documento público.

BBVA también firmó a finales del pasado año un seguro similar con AIG ante los constantes casos de fraudes con tarjetas de crédito, la suplantación de la identidad de los clientes y las potenciales brechas de seguridad tanto en la banca móvil como 'online'. Caixabank está asimismo analizando seguir los mismos pasos. Los propios organismos reguladores están aconsejando a las entidades financieras protección adicional de los clientes por la expansión de este tipo de delitos electrónicos.

No tener suscrito un seguro obligatorio conllevará sanción entre 1.000 y 20.000 €

La existencia de seguros obligatorios se sustenta en la necesidad de proteger a los ciudadanos ante las consecuencias dañinas de una determinada actividad, pero el volumen y la poca transparencia actuales dificultan el cumplimiento de su cometido.

A partir del próximo 1 de enero de 2016, España contará por primera vez con un Registro Público de Seguros Obligatorios, que será gestionado por el Consorcio de Compensación de Seguros, y en el que se indicarán las disposiciones específicas que regulan cada seguro obligatorio.

Para configurar este Registro se han asignado unos "deberes" a las Comunidades Autónomas, ya que durante el primer trimestre de 2016 deberán informar a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) sobre los seguros obligatorios existentes en su respectivas comunidades.

Una vez puesto en marcha este Registro, la DGSFP comunicará a la Comisión Europea los seguros obligatorios existentes en España.

Con este Registro se busca en un futuro comenzar a depurar o reducir la cantidad de seguros obligatorios, mediante la fusión de algunos de ellos o la creación de nuevas categorías que aglutinen varias actividades a la vez.

Futuro

A partir del 1 de enero, la obligación de suscripción de un seguro obligatorio sólo podrá establecerse mediante normas con rango de Ley (así, con la entrada en vigor de esta norma, las diputaciones y los ayuntamientos no podrán legislar sobre esta materia).

Esta obligación se refiere a la suscripción de un seguro obligatorio u otra garantía equivalente que cubra los daños y perjuicios que puedan provocar y de los que sean responsables aquellas personas que ejerzan determinadas actividades que presenten un riesgo directo y concreto para la salud o para la seguridad de las personas, incluida la seguridad financiera.

Sanción Administrativa

La realización de actividades careciendo del correspondiente seguro obligatorio será constitutivo de infracción administrativa muy grave, pudiendo ser sancionado con multas que podrán oscilar entre 1.000 y 20.000 euros.

 

 

Publicada en el BOE la Ley de Reforma del Baremo de Automóviles

Ayer miércoles el Boletín Oficial del Estado publicó en su número 228 la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

Esta publicación se produce tras su aprobación definitiva el pasado 7 de septiembre por la Comisión de Economía y Competitividad del Senado, sin que se hubieran introducido enmiendas al articulado remitido en julio por el Congreso de los Diputados.

La industria aseguradora debe formarse para la aplicación de este nuevo sistema valorativo; se estima que será necesaria una inversión de 3,5 millones de euros.
Para la revisión anual de las cuantías indemnizatorias no se tendrá en cuenta el IPC sino el índice de revalorización de las pensiones.
Entre sus novedades destaca, además del incremento de las indemnizaciones (especialmente en caso de fallecimiento), que se pasa a tener en cuenta los diversos modelos de familia que existen en la actualidad y admite la posibilidad de excluir o incluir como perjudicados a determinados familiares atendiendo a las circunstancias específicas de cada víctima.

Uno de los principales avances del nuevo sistema es la eliminación de los actuales grupos excluyentes de perjudicados, en los que se tenía en cuenta la existencia de otros miembros de la familia. Con el nuevo Baremo, las categorías son autónomas, por lo que los perjudicados reciben importes fijos (salvo que se demuestren circunstancias que supongan la inexistencia del perjuicio a resarcir). En caso de muerte existen cinco categorías autónomas de perjudicados: el cónyuge viudo, los ascendientes, los descendientes, los hermanos y los allegados (con vínculo familiar o de afección del que se demuestre la existencia de más de cinco años de convivencia); igualmente tiene la condición de perjudicado quien, de hecho y de forma continuada, ejerce las funciones que por incumplimiento o inexistencia no ejerce la persona perteneciente a una categoría concreta o asume su posición (definido como “perjudicado funcional”).

Por otra parte, en el caso de grandes lesionados, la propuesta de Baremo reconoce y valora el coste de los gastos emergentes asociados a las labores asistenciales que requerirán las víctimas de un accidente durante el resto de su vida. Además, se incorpora el concepto de lucro cesante y se fija un gasto general por “perjuicio patrimonial básico” que cubriría -al menos- gastos de 400€ sin necesidad de justificación. Todos estos cambios permiten alcanzar una vertebración plena del sistema al separar las indemnizaciones por daño moral de las de daño patrimonial.

El sistema busca la reparación íntegra del daño y su reparación vertebrada, ya que se indemniza conforme a las reglas y límites establecidos en el sistema, por lo que no pueden fijarse indemnizaciones por conceptos o importes distintos de los previstos en él, salvo los perjuicios recogidos en el texto como “excepcionales” (perjuicios relevantes ocasionados por circunstancias singulares y no contemplados conforme a las reglas y límites del sistema).

 

 

El Consorcio de Compensación de Seguros estima en casi 13 millones de euros los daños por las últimas inundaciones

 

El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) estima inicial entre 11,3 y 13 millones de euros los daños por las inundaciones en el sureste peninsular y en las Islas Baleares entre el 3 y el 9 de septiembre. Tras desplazar equipos de peritos para reconocer las zonas más afectadas y realizar las primeras estimaciones de urgencia, ha reforzado los equipos iniciales con más peritos para efectuar la valoración individualizada de los daños de cada asegurado afectado.

La información inicial del CCS sitúa en cerca de 3.135 el número de siniestros y un coste que alcanzaría esos 13 millones de euros. Aun así, precisa que es una “siniestralidad de dimensiones significativamente inferiores a las inundaciones que se produjeron en el sureste en septiembre de 2012, que dieron lugar a la gestión de más de 32.000 siniestros por el CCS y al abono de indemnizaciones por importe superior a 210 millones de euros”.

Únete al Proyecto solidario de ADECOSE: PROYECTO DE LA CRUZ ROJA AYUDA CRISIS REFUGIADOS

ADECOSE HABILITA UNA CUENTA PARA RECAUDAR FONDOS DE AYUDA A LOS REFUGIADOS

AYÚDANOS A ALCANZAR LOS 50.000 EUROS  -  ADECOSE INAUGURA EL RETO CON UNA CONTRIBUCiÓN DE 6.000€

La guerra de Siria, que se alarga ya cuatro años, ha provocado que miles de personas huyan del país y se agolpen en las fronteras europeas buscando una vida mejor. Ante la situación de urgencia generada, la Unión Europea debate estos días cómo ayudar a las familias que cruzan el Mediterráneo.  Mientras, muchos nos preguntamos qué podemos hacer…

 ADECOSE quiere colaborar en la ayuda a los refugiados,  para ello ha habilitado un número de cuenta dónde todos los que lo deseéis podéis hacer un donativo como empresa o a título individual, no importa la cantidad que aporte cada uno puesto que toda la ayuda es bien recibida y contribuye a que tanta gente pueda construirse un futuro mejor. La Asociación participará con una colaboración de 6.000€.

 EL TOTAL DE LOS FONDOS RECAUDADOS EN LA CUENTA ADECOSE IRÁN DESTINADOS AL PROYECTO DE LA CRUZ ROJA AYUDA CRISIS REFUGIADOS, cuyos objetivos son la distribución de ayuda humanitaria, la asistencia sanitaria, el apoyo psicosocial y el restablecimiento de los lazos familiares.

El reto, que queremos compartir con vosotros y hacer extensivo a toda la sociedad es alcanzar los 50.000€ a 30 de Septiembre … ¡PODEMOS CONSEGUIRLO!

 HAZ TU CONTRIBUCiÓN EN LA CUENTA ES 27 0075 0223 91 060 12648 16

 

Regulación específica para los seguros de Dependencia y Decesos

 

 

Hachazo-ley-Dependencia_ESTIMA20130108_0034_12

El próximo uno de enero entra en vigor la regulación de los seguros de dependencia y decesos.

Esta incorporación queda introducida por la Disposición Final Primera de la Ley 20/2015, de 14 de julio, de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras, por la que se modifica la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro.

En ambos seguros de dependencia y de decesos, el asegurador no puede oponerse a la prórroga del contrato. El Tomador es el único que puede ejercer la oposición a la prórroga del contrato.

Seguro de Decesos:
Cobertura

La entidad aseguradora se obliga a prestar los servicios funerarios pactados en la póliza para el caso en que se produzca el fallecimiento del asegurado.

Concurrencia de seguros

En caso de que se detecte concurrencia de seguros de decesos en una misma entidad aseguradora, la compañía estará obligada -a petición del tomador- a devolver las primas pagadas de la póliza que haya decidido anular. Para ello se tendrá en cuenta el momento en que se produjo la concurrencia de seguros.

Ocurrido el siniestro...

La compañía presta los servicios funerarios pactados en la póliza.

El tomador puede elegir libremente el prestador del servicio, dentro de los límites y condiciones establecidos en el contrato. En estos casos la compañía deberá poner a disposición de los interesados, de forma fácilmente accesible, una relación de prestadores de servicios que garantice una efectiva libertad de elección. Puede haber contratos en los que se haya pactado expresamente la existencia de un único prestador de servicios.

 Si el coste del servicio prestado es inferior a la suma asegurada, la compañía debe devolver al tomador o a sus herederos la diferencia.

 

 

El Baremo de Autos queda aprobado definitivamente

El Baremo de Autos ha quedado aprobado definitivamente este lunes: la Comisión de Economía y Competitividad ha aprobado con competencia legislativa delegada el Proyecto de Ley de reforma del Sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación (Baremo de Autos). Supone la aprobación definitiva del proyecto por las Cortes Generales, al no introducir enmiendas el Senado.
La aprobación se ha producido con 23 votos a favor y ninguno en contra.
El texto del proyecto ingresó en el Senado el pasado 29 de julio y fue publicado un día después. Como se esperaba, el texto definitivo ha sido aprobado; el objetivo es que entre en vigor a partir del 1 de enero de 2016.
Principales aspectos del nuevo Baremo de Autos:
- Incremento de las indemnizaciones por fallecimiento por accidente de tráfico del 114% en el caso de los descendientes de la víctimas, del 66% en el de los hermanos, del 40% en el de los ascendientes y 9% en el de los cónyuges.
- Cerca de 3.700 personas al año se incorporarán a la percepción de indemnizaciones graves y grandes lesionados.
- La mejora indemnizatoria será de 200 millones de euros al año mediante transferencias derivadas del gasto médico futuro, prótesis, o diferentes adaptaciones o ayudas que necesiten por razón de la situación en la que quedan tras la consolidación de la secuela.
- El incremento de las indemnizaciones del seguro a víctimas de secuelas, según su gravedad, rondará el 37% en el caso de que las secuelas tengan una valoración de 4 a 49 puntos; 44% de 50 a 74 puntos; y 72% de 75 puntos o más.

Los Mediadores felicitan a Santalucía por su “sensibilidad” ante el derrumbe en Carabanchel

Las Asociaciones de corredores ha expresado su felicitación y apoyo a Santalucía por su actuación tras el derrumbe de un edificio en Carabanchel (Madrid) el pasado 3 de agosto. Han resalta que “la actitud de santalucía ante el drama sufrido por las familias que han perdido su vivienda, anunciando que asumirá el pago del capital establecido en póliza a pesar de que el hecho en cuestión no queda cubierto por la misma, demuestra una sensibilidad social fuera de toda duda. Como corredores de seguros, que siempre estamos de parte del cliente defendiendo sus intereses, nos felicitamos por esta actuación que contribuye de forma ejemplar a poner en valor el importante papel y la función social del seguro en nuestro país”.

 

 

El seguro del edificio de Carabanchel no cubre el caso de desplome

El seguro que tienen contratada los vecinos del edificio que se vino abajo en la calle de Duquesa de Tamames (Carabanchel) en la mañana del lunes 5 de agosto, no cubre los gastos de desplome, según fuentes de Santa Lucía, la aseguradora que tenían contratada los inquilinos del inmueble. La póliza no recoge esta eventualidad en el apartado de los riesgos cubiertos. La Compañía ha anuniciado su intención de acogerse al décimo punto del capítulo de "riesgos excluidos", en el que se señala que la aseguradora no se hará cargo de "cualquier riesgo cuya cobertura no figure expresamente pactada en las condiciones particulares o generales de este seguro". La empresa contactó durante la mañana de el miércoles con varios inquilinos para trasladarles la noticia.

Fuente: El País.